¿Cómo ayudar a tu hijo a administrar su dinero?

La educación financiera de nuestros hijos es fundamental para empezar a guiarles hacía la vida adulta; que aprendan cómo administrar el dinero será uno de los principios básicos que debemos enseñarles.
20210407_hijos-dinero-600x600px.jpg

Empezando por el principio ¿Qué es el dinero?

Es importante dejar claro este concepto, ya que para los niños es difícil entender qué es el dinero, sobre todo ahora que el uso más habitual del pago con tarjeta o del pago móvil, hace que usemos menos dinero en efectivo. 

Además de esto, debemos pensar en que los niños ven el dinero como algo que simplemente sacamos de una máquina y luego usamos para comprar cosas.
 
Lo más difícil será explicarles el valor del dinero: la necesidad de trabajar para poder obtenerlo, que no sale por arte de magia de esos cajeros, y el hecho de que sea imprescindible para vivir, para poder tener una casa o hacer la compra. 

Otro de los puntos imprescindibles es enseñarles el sistema monetario y de billetes. El valor que tiene cada uno de ellos. 

Para facilitar esta tarea y que no se convierta en algo tedioso podemos ayudarnos de juegos de rol o de juegos de mesa. 

Administrando su propio dinero

La paga semanal o pequeñas cantidades que les podamos dar para Navidades o para su cumpleaños son un primer paso que aprendan a administrar su propio dinero. Dependiendo de la edad podemos empezar con una cantidad más pequeña cada semana o cada mes. 

Que tengan su propio dinero les permitirán conocer su valor y adquirir responsabilidad. 

Podemos explicarles la importancia del ahorro, ya que, aunque debemos darles libertad para gastar su dinero, también debemos enseñarles que este será limitado y que deben ser responsables con sus compras.

Educándolos en finanzas

Ahora que ya tiene su propio dinero, es importante educarles para que lo administren. Por ejemplo, podemos decirles que hagan una lista con los gastos de cada mes: videojuegos, si realizan alguna salida, si han comprado alguna app para el móvil, ropa, etc. Y así podrán ver la cantidad restante del dinero que tenían. De esta forma aprenderán a ahorrar y ser responsables con sus gastos mensuales. 

Además, también resulta una buena oportunidad para practicar matemáticas. 

Por suerte, los adultos contamos con la app de Orange Bank que nos permite tener un control total de nuestros gastos y no tenemos que recurrir a las listas o las matemáticas para tener al día nuestro dinero 😉