5 preguntas que debes hacerte antes de ahorrar

Tener un colchón de seguridad financiera es importante, tanto si es para financiar una compra necesaria, como para un gasto inesperado (sustitución de lavadora, bajada de ingresos, etc.
5_RAZONES_AHORRAR_600X600

Ahorrar poco a poco, hará que podamos ampliar nuestro colchón financiero. Pero ¿cuál es el secreto para ahorrar? ¿qué preguntas deben hacerse antes de pasar el dinero de la cuenta corriente a la cuenta de ahorro?

¿Con cuánto dinero me siento seguro?

Esta es sin duda la primera pregunta que debemos hacernos cuando empezamos a ahorrar: ¿cuál es el “techo” de mis ahorros, la cantidad que quiero tener pase lo que pase, incluso después de un duro golpe? En otras palabras: ¿cuál es mi nivel "cero" de ahorro? 100, 1.000, 10.000 €?

Al determinar esta barrera psicológica, podremos llegar a la cantidad que tendremos que ahorrar cada mes para constituir este colchón de seguridad. El ahorro también nos ayudará a frenar algunas compras compulsivas e innecesarias que nos habrían consumido este dinero.

¿Puedo pagar todas mis facturas mensuales?

La capacidad de ahorro depende directamente del nivel de vida. Lo cual está relacionado tanto con los ingresos como con los gastos regulares. Así que tendremos que hacer un balance de ambos, ¿cuál es la cantidad que tenemos disponible una vez que nos hayan pasado todos los cargos mensuales?

Teniendo en cuenta esta cantidad, debemos calcular lo que necesitamos para los gastos diarios (compras, salidas con amigos, etc.) Todo sin sentir que nos estamos privando demasiado. Todo lo que supere ese presupuesto puede ser una fuente fácil de ahorros.

¿Necesito poder acceder a mis ahorros en todo momento?

Responder a esta pregunta también significa determinar la cuenta de ahorro que mejor se adapta a nuestras necesidades. Algunas cuentas de ahorro permiten disponer del dinero sin problema, pero otras bloquean las sumas depositadas, por un período más o menos largo.

¿Estoy endeudado?

Las deudas son un freno natural al ahorro. Por tanto, para ahorrar bien, es recomendable comenzar por reducir el nivel de endeudamiento.

¿Qué gastos puedo reducir para ahorrar mejor?

¿Tus cargos son demasiado altos? ¿No te permiten ahorrar como te gustaría? Tendremos que intentar reducirlos. De hecho, algunas facturas pueden revisarse para ver si tenemos la mejor oferta del mercado, podemos revisar por ejemplo las facturas de nuestro operador telefónico, luz, periódicos, suscripción a plataformas de vídeo, compra de alimentos, etc.

¿Suele ser más cigarra que hormiga? Es recomendable establecer un presupuesto semanal, con una cantidad máxima que no debe sobrepasarse, ya sea para compras o para ocio. Esto nos ayudará a ahorrar unos euros cada mes y así poder tener un buen colchón a final de año.