Orange Bank busca democratizar el acceso a la banca móvil

Que la operativa bancaria sea tan simple como el uso de WhatsApp es uno de los objetivos de Orange Bank. Así lo ha manifestado Narciso Perales, CEO de Orange Bank, en una entrevista a Cinco Días.
narciso-600x600.jpg

En un momento como el actual en el que la banca está reduciendo su red de oficinas, Orange Bank apuesta por simplificar la operativa bancaria para sus clientes y ser el banco móvil que piensa móvil.

Narciso Perales, CEO de Orange Bank subraya la importancia de tener una propuesta bancaria sencilla y que no requiera fórmulas complejas; empezando precisamente por su proceso de alta. En unos seis minutos un usuario puede hacerse cliente de Orange Bank.

Superando las expectativas

Más de 110.000 personas ya se han dado de alta en Orange Bank, una cifra que supera las previsiones de alcanzar los 130.000 clientes al finalizar este año.

Según cuenta Narciso Perales en la entrevista, el negocio va mucho más rápido de lo esperado: “desde el inicio se han financiado más de 1,4 millones de dispositivos de Orange, que suponen más de 300 millones de euros en créditos y que son la principal línea de negocio del banco móvil”.

El banco de Orange

Precisamente el objetivo de Orange Bank es ser el banco de Orange, y aunque para final de año la intención es abrir a los no clientes de la operadora, la oferta de valor siempre será mejor para los usuarios de Orange.

La edad media de clientes de Orange Bank es de 45 años, la misma que la de los de Orange. “El servicio de banca móvil está destinado a las familias, no solo a jóvenes 100% digitales, de ahí el interés de Orange Bank en democratizar el acceso y el uso a los servicios financieros móviles”, cuenta Narciso.

Créditos al consumo

La intención de Orange Bank, según afirma Narciso Perales en la entrevista, es la que seguir creciendo en crédito al consumo y también en desarrollar la oferta de banca de día a día.

Dentro de los objetivos del banco de Orange están el de ofrecer estos créditos a los clientes de la compañía telefónica, aunque todavía no estén dados de alta en el banco, y el de abrir el área de tarjetas de crédito a la base de clientes.